SÍNDROME DEL OJO SECO

TRATAMIENTO

Actualmente hay tratamientos efectivos para pacientes con sequedad ocular crónica.

En muchos casos, el uso rutinario de colirios y modificaciones menores en el comportamiento (descansos frecuentes en el uso de ordenadores, por ejemplo) puede reducir los síntomas de sequedad ocular, pero la mayor parte de las veces no es suficiente para solucionar el problema.

En otros casos, el médico puede prescribir medicamentos e incluso recomendar hábitos saludables en el trabajo para ayudar a tu cuerpo a crear y secretar más lágrimas y disminuir la irritación ocular e inflamación.

Un tratamiento exitoso para la sequedad ocular implica la voluntad de seguir las recomendaciones médicas y el uso de productos recomendados.

CONSEJOS DE PREVENCIÓN

Si padeces del síndrome del ojo seco, determina qué factores agravan los síntomas haciendo lo posible para evitar situaciones que desencadenen reacciones adversas. Consejos a seguir:

    • Permanecer hidratado bebiendo abundante agua;
    • Proteger los ojos con gafas de sol o protectores oculares;
    • Evitar zonas donde esté permitido fumar;
    • Evitar situaciones en las que el aire penetre directamente en los ojos;
    • Hacer periodos de descanso durante tareas que requieran gran atención visual;
    • Tener consciencia de la cantidad de humedad en el aire circundante y hacer los ajustes necesarios, como incorporación de humidificadores en periodo de invierno;
    • Una nutrición adecuada y equilibrada también puede ayudar.